El SEÑOR cumplirá su propósito en mí. Salmo 138: 8

Cuanto más viejo estoy, más Él Señor me impulsa a  cumplir sus propósitos para mi vida. Mi vida cambió drásticamente en los últimos años, me di cuenta de que tenía que abrazar los propósitos de Dios más que mi propia comodidad personal. El mundo nos hará creer en actos aleatorios del destino; Más, son los propósitos de Dios y su plan que nos guían en nuestro viaje en la vida. No hay un incidente impactante en nuestras vidas que haya tomado a Dios por sorpresa. De hecho, Él hace que todo en nuestras vidas trabaje para el bien de Su plan y el nuestro claro.

 

¡Vive más decididamente! Puede ser difícil aceptar que Dios está en control cuando las cosas no van bien para nosotros. Sin embargo, incluso en nuestros momentos más desesperados, Él nos impulsa a vivir más decididamente. 

 

No tenemos tiempo que perder en actividades frívolas que agotan nuestra vocación, energía o creatividad. Hay un propósito para nuestras vidas que es más grande que nosotros. No debemos perder nuestro día de oportunidad persiguiendo cosas o placeres mundanos que son temporales.

 

Vivir más decididamente significa que estamos buscando a Dios por su dirección todos los días. No estamos dando por hecho que aún podemos escuchar y seguir su voz. Nuestros planes para el día son rodeados alrededor de Su visión para nuestras vidas. Esto significa que a veces interrumpirá nuestro día, nuestros planes y nuestras vidas por Su perfecta voluntad. ¿Qué necesitamos hacer para vivir más con este propósito?

 

Para vivir más decididamente, debemos recordar que nuestras vidas no son nuestras.
1 Corintios 6: 19-20

 

Para vivir más decididamente, debemos permanecer conectados y comprometidos con el Espíritu Santo:

El Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce.
Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes.
Juan 14:17

 

Para vivir más decididamente, debemos tomar tiempo para reflexionar sobre nuestros motivos:

Examínense para ver si están en la fe; pruébense a sí mismos.
¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en ustedes?
¡A menos que fracasen en la prueba!
2 Corintios 13: 5

 

Para vivir más decididamente con el propósito, debemos valorar el trato con la gente:

A no hablar mal de nadie, sino a buscar la paz y ser respetuosos, demostrando plena humildad en su trato con todo el mundo.
Tito 3: 2

 

Para vivir más decididamente, debemos entender que nuestro tiempo en la tierra es corto:

 ¡Y eso que ni siquiera saben qué sucederá mañana!
¿Qué es su vida? Ustedes son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece. 
Más bien, debieran decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello».
Santiago 4: 14-15

 

Amado Señor, ayúdame en este Año a amar más profundamente, a orar más intensamente , a estudiar más diligentemente, a perdonar más libremente , servir más voluntariamente, dar más alegremente y a vivir más decididamente con mi propósito. 

Al hacerlo, sé que mi llamado será cumplido. 

 

En el nombre de Jesucristo, amen.