Y es mi oración que tu amor pueda abundar más y más. 
Filipenses 1: 9

Cualquier momento del año es un buen momento para reflexionar sobre cómo podemos amar a los demás más profundamente. A veces puede ser difícil mostrar amor a todos, especialmente a aquellos que han causado dolor en nuestras vidas. Es en estos tiempos que podemos buscar el poder de Dios para amar incondicionalmente, como somos amados por Cristo. Nuestro amor se expresa más allá de las simples palabras y es revelado por nuestras acciones. 

Juan escribió:

“Pero si alguno tiene bienes del mundo y ve a su hermano padecer necesidad, pero cierra su corazón contra él, ¿cómo puede permanece el amor de Dios en él? Hijitos, no amemos solo de palabra, sino en hechos y en verdad“ 1 Juan 3: 17-18.

El amor de Dios está activo dentro del corazón de Sus hijos. Somos las manos y los pies de Jesucristo para ministrarnos el uno al otro y al mundo. Cuando amamos en lugar de devolver el odio, somos como nuestro Señor. 

¿Cómo podemos amar más profundamente este año?

Un Amor Más Profundo

1) Amamos más profundamente pidiendo al Señor que haga nuestros corazones más sensibles a las necesidades de los demás 

17 Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él?

1 Juan 3:17.

2) Amamos más profundamente buscando el poder de Dios para amar a los que nos odian

27 Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian

Lucas 6:27.

3) Amamos más profundamente dando lo mejor de nosotros con nuestros dones y ofrendas por el reino de Cristo 

Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.

2 Corintios 9: 7.

4) Amamos más profundamente mostrando misericordia a aquellos que no la merecen:

37 ―El que se compadeció de él —contestó el experto en la ley.

―Anda entonces y haz tú lo mismo —concluyó Jesús.

Lucas 10:37.

5) Amamos más profundamente sometiéndonos humildemente a los que son nuestros líderes:

17 Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho.

Hebreos 13:17.

6) Amamos más profundamente usando nuestros dones espirituales y talentos naturales para edificar a la iglesia 

 11 Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, 12 a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. 13 De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo.

Efesios 4: 11-13.

7) Amamos más profundamente resistiendo a los chismes. En lugar de chismear, hablemos sólo palabras de aliento:

29 Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.

Efesios 4:29.

 

Amado Señor, quiero amar más profundamente en este Año Nuevo que tengo en frente. 

Necesito que Tu Espíritu me capacite más allá de mis habilidades naturales para mostrar amor. 

 

En el nombre de Jesucristo, amen.