La oración eficaz del justo puede mucho. 
Santiago 5:16

Ora Más Intensamente.

A veces es difícil seguir orando cuando no vemos la evidencia de nuestros esfuerzos cuando oramos. Personalmente he tenido momentos en los que luché para perseverar en la oración. Hay momentos en los que siento un gran movimiento del Espíritu como si las cosas que no puedo ver estuvieran en movimiento. 

Sin embargo, un poco más después, parece que mis oraciones no van a ninguna parte. Es en esos tiempos que estoy más tentado a dejar de orar. Pero, cuando quiero detenerme y hacer alguna otra cosa, el Espíritu de Dios me guia a seguir orando independientemente de cómo me siento o como veo en el ambiente natural. 

Dios conoce el principio y el final de cada historia de vida. Debido a que Él está en control y siempre tiene la última palabra, puedo tener paz en mi oración cuando no veo que las cosas están sucediendo desde mi punto de vista.

Cuando hemos decidido vivir una vida justa, nuestras oraciones son más poderosas de lo que podemos imaginar. Satanás quiere que renunciemos porque él sabe que nuestras oraciones inhiben sus planes malvados.

Cuando Daniel oró, Dios inmediatamente envió una respuesta; Sin embargo, el ángel fue retenido por el diablo durante 21 días 

12 Entonces me dijo: “No tengas miedo, Daniel. Tu petición fue escuchada desde el primer día en que te propusiste ganar entendimiento y humillarte ante tu Dios. En respuesta a ella estoy aquí. 13 Durante veintiún días el príncipe de Persia se me opuso, así que acudió en mi ayuda Miguel, uno de los príncipes de primer rango. Y me quedé allí, con los reyes de Persia.

Daniel 10: 12-13. 

Hay una batalla espiritual que se está llevando a cabo, y nuestras oraciones son parte de la armadura espiritual
 

¿Cómo podemos orar más intensamente en este año?

Podemos orar más intensamente pasando un tiempo constante de oración diario:

18 Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos.

Efesios 6:18. 

Podemos orar más intensamente confesando y arrepentiendonos de nuestros pecados:

 Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. 

1 Juan 1: 9.

Podemos orar más intensamente cuando estamos unidos en oración con otros creyentes:

20 Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Mateo 18:20.

Podemos orar más intensamente cuando oramos conforme a las promesas de Dios:

170 Que llegue a tu presencia mi súplica;
    líbrame, conforme a tu promesa.

Salmo 119:170.

Podemos orar más intensamente por la fe y no por lo que vemos:

Vivimos por fe, no por vista.

2 Corintios 5:7.

 

Amado Señor, quiero ser un guerrero de oración más fuerte en este Año Nuevo. 
Afirma Padre mi llamado a interceder intensamente y que confíe en Ti con todo mi corazón.

 

En el nombre de Jesucristo, Amén.