Estoy trabajando mucho, para llevarlos al infierno y aunque me pintan de una manera fea diciendo que tengo cuernos, cola y otras cosas, pero no soy así.

Quien conoce la Biblia, sabe muy bien que puedo convertirme en ángel de luz (2 CORINTIOS 11:14).

En realidad, estoy todos los días en la iglesia.
Me siento tan feliz viendo a cristianos perezosos que no oran, no ayunan, no se consagran, que no adoran, ni leen la Biblia. 
Esto me llena de mucha alegría.

Cuanto menos oren, adoren, ayunen y lean la Biblia, mejor para mí.

Mi mayor alegría es cuando en el momento la  adoración y la predicación, muchos se quedan platicando, distrayéndose en internet,  otros salen para ir al baño...

Además en ese momento hago a las personas hablar, dormir, levantarse en todo momento, perturbar el silencio de las personas, etc.
ESTÁS VIENDO CÓMO SOY?

Mi mayor tristeza es cuando veo a la iglesia  ADORAR. 
Me volví contra DIOS, queriendo ser igual a ÉL fui expulsado perdiendo mi privilegio en el cielo. 
Hoy en la iglesia, la música es lo que mas odio. 
Por eso, he puesto espíritu de orgullo y prostitución a los músicos, (EZEQUIEL 28: 12,13,14,15).

Mi fin está cerca. Por eso todos los días estoy trabajado mucho para llevar multitudes conmigo al infierno  he enviado a un gran ejército de demonios: para hacerles caer en pecado, he traído
peleas entre congregaciones, he traído confusión de la doctrina,   accidentes, muerte, pleitos,  guerras, peleas entre congregaciones, odio entre hermanos, rencor, ira, seducción,  suicidios, etc.

Mi misión es matar, robar y destruir (J. 10:10).

Estoy atrayendo a multitudes con canciones, bailes, fiestas, bebidas alcohólicas, drogas, dinero, tecnología, redes sociales, conciertos,  telenovelas, películas, fama, moda, lujuria, dinero, placeres sexuales etc.

He enviado un espíritu de seducción en las  mujeres y los hombres; mostrando senos, y con ropas que enseñan partes íntimas del cuerpo, para despertar la sensualidad a todos desde niños hasta los más ancianos.

Much@s van a la iglesia con pantalones tan ajustados que marcan la forma del cuerpo, faldas cortas, calzonetas, escotes y ropas no adecuadas para ir al templo de DIOS.

No tengo miedo de revelar mis secretos.

Sé muy bien que incluso contando todo esto, no habrá en ustedes ninguna mejora.

Las cosas que me dejan enojado en la iglesia son: LA ADORACIÓN, EL AYUNO, LA ORACIÓN, LA CONSAGRACIÓN, LA INTERCESIÓN, LAS VIGILIAS, EL AMOR ENTRE HERMANOS, LA SANTIDAD, EVANGELIZAR, LA VERDAD Y LA OFRENDA.

Cuando quiero que alguien no vaya a la iglesia, pongo  pensamientos como:

'Tú estás cansado', no estás en condiciones de ir a la iglesia, no me saludan, no me gusta el pastor, no hay amor en está iglesia.. ¡Entonces no vayas!

'Los cultos son largos y agotadores', ¡¡¡no vayas!!!

'¡Descansa, quédate disfrutando de la TV!' etc..

Bueno, creo que ya he hablado demasiado.

SI realmente me amas, quédate con el mensaje y NO se lo MUESTRES  a NADIE.